Trastornos menstruales: ¿cómo gestionarlos?

Existen varios trastornos menstruales que pueden afectar a tu vida diaria: Elia te da algunas explicaciones y consejos para ayudarte a identificarlos.



¿Qué son los trastornos menstruales?

Los trastornos menstruales son condiciones con síntomas más o menos graves relacionados con la menstruación, que difieren de un ciclo menstrual "normal" y todas las mujeres que menstrúan pueden experimentar un problema menstrual en su vida. Los trastornos menstruales pueden estar relacionados con la frecuencia o la intensidad de las menstruaciones, o con ambas. Cada problema tiene su propio origen y tratamiento.

¿Cuáles son los diferentes trastornos menstruales?

Hay muchos trastornos menstruales diferentes, pero también dependen de cada mujer. De hecho, no es posible predecir de antemano los problemas que se van a presentar durante el periodo y la fase del ciclo. Para entender mejor los problemas menstruales, los detallaremos uno por uno a continuación.

Períodos dolorosos

Las menstruaciones dolorosas o dismenorreas son dolores que aparecen poco antes, durante o dos o tres días después del periodo. Este problema puede aparecer ya en la primera menstruación de la adolescencia (dismenorrea primaria), o más tarde, después de varios ciclos (dismenorrea secundaria).

El dolor suele localizarse en la parte baja del abdomen y la pelvis. También puede ir acompañada de dolores de cabeza, náuseas o vómitos y cansancio general.

Las menstruaciones dolorosas son ante todo un problema de expresión del dolor que puede deberse a un trastorno menstrual identificable, como la endometriosis, los fibromas uterinos, los quistes ováricos, un dispositivo intrauterino (DIU) mal tolerado, etc. Sin embargo, ¡la mitad de las mujeres no encontrarán una causa identificable para su problema menstrual! El tratamiento suele consistir en la toma de analgésicos para calmar el dolor y en la realización de más pruebas para buscar una afección ginecológica más profunda.

Periodos abundantes

Las menstruaciones abundantes o hipermenorrea son menstruaciones anormalmente abundantes durante un periodo prolongado. Es un problema menstrual muy común entre las mujeres que menstrúan.

La cantidad de sangre que se descarga normalmente es de una media de 4 cucharadas soperas durante un periodo de 3 a 7 días. Una mujer con este trastorno puede perder hasta 6 cucharadas o más durante un periodo prolongado. El principal problema de las grandes pérdidas de sangre es la conocida carencia de hierro.

Anemia durante la menstruación

En las mujeres que tienen la menstruación, los periodos abundantes son la principal causa de carencia de hierro. La falta de hierro puede provocar anemia durante la menstruación. La anemia generalmente hace que el cuerpo se sienta muy cansado. Es muy común sentirse sin aliento al menor esfuerzo, perder el apetito, desarrollar dolores de cabeza y mareos, trastornos del estado de ánimo... Generalmente pensamos en un estado de fatiga física o psicológica antes de considerar la posibilidad de unaanemia, ¡que es relativamente silenciosa! Por lo tanto, es importante controlar el flujo menstrual y permanecer atenta a las pérdidas excesivas de sangre para orientarse hacia la anemia y, si es necesario, hacerse un análisis de sangre prescrito por su médico de cabecera. Entonces será posible tomar suplementos y adoptar una dieta rica en hierro.

Cambios hormonales

Las hormonas rigen todos los mecanismos del organismo y se sabe que influyen en el ciclo reproductivo, la función sexual, el aumento o la pérdida de peso, el estado de ánimo, el estrés, etc. El nivel de hormonas durante la menstruación cambia de forma natural antes y después de la ovulación, pero las variaciones excesivas fuera de la norma constituyen un trastorno hormonal del ciclo menstrual. Este trastorno puede amplificar los síntomas clásicos del síndrome premenstrual. También puede ser la causa de otras afecciones:

  • Infecciones fúngicas durante el periodo, es decir, el desarrollo de un hongo en la mucosa vaginal y la vulva, llamado Candida Albicans ;
  • Picor antes, durante o después del periodo. El picor es algo más que una molestia cotidiana, suele estar relacionado con una infección o inflamación de la mucosa.

Se puede realizar una prueba hormonal, incluyendo los niveles de estrógeno y progesterona, para saber más sobre su salud.

Otras afecciones relacionadas con la menstruación

Otros problemas menstruales pueden afectar a tu ciclo menstrual. Hemos hablado de lahipermenorrea, pero también existe lo contrario, lahipomenorrea, que es cuando tus menstruaciones son ligeras sobre la duración de un ciclo normal. Cuando el ciclo es muy largo (más de 35 días), se denominaoligomenorrea. La ausencia total de la menstruación se denominaamenorrea. Las menstruaciones que se repiten con demasiada regularidad debido a un ciclo menstrual muy corto (menos de 25 días) se denominan polimenorrea. El sangrado fuera del ciclo menstrual se denomina metrorragia. Estos síntomas deberían alertarte de la necesidad de controlar tu trastorno menstrual si se produce.

¿Cuáles son las causas de los problemas menstruales?

Los trastornos menstruales, desde la pubertad hasta la menopausia, pueden estar causados por alteraciones hormonales, estrés, aumento o pérdida excesiva de peso, pero también por afecciones ginecológicas más profundas como la endometriosis, la inflamación del útero o de los ovarios, el uso de anticonceptivos, una protección sanitaria inadecuada que puede provocar un shock tóxico, etc. Por tanto, sus síntomas deben alertarle y llevarle a consultar a su médico de cab ecera si es necesario para realizar una evaluación.

¿Es normal tener coágulos de sangre durante la menstruación?

La presencia de un coágulo de sangre en el periodo no es preocupante en sí misma: se trata simplemente de células sanguíneas que se han coagulado y forman una masa viscosa. Este fenómeno también es más frecuente por la mañana, después de un largo período de estar acostado por la noche, porque la sangre tiene más tiempo para coagular. La presencia de coágulos debe alertarte de otros síntomas como menstruaciones desagradables, fatiga, anemia, etc.

¿Qué debes hacer si sufres problemas menstruales?

Lo primero que hay que hacer es llevar un diario para anotar los síntomas, la intensidad y la frecuencia de las menstruaciones. En ese caso, es necesario concertar una cita con un profesional de la salud para volver a realizarlos y considerar la posibilidad de realizar exámenes y pruebas adicionales en caso de que la enfermedad sea más grave. Además de un examen ginecológico clínico, se pueden realizar análisis de sangre u hormonales en un laboratorio, una citología, radiografías o incluso una histeroscopia (examen del útero) en función del trastorno menstrual.

Las preguntas más frecuentes sobre los trastornos menstruales

¿Qué son los trastornos menstruales?

Los trastornos menstruales incluyen cualquier variación excesiva en la frecuencia y/ointensidad relacionada con la menstruación. Las menstruaciones irregulares pueden consistir en una pérdida excesiva de sangre (hipermenorrea), menstruaciones ligeras (hipomenorrea), menstruaciones dolorosas (dismenorrea) o menstruaciones fuera del periodo menstrual (metrorragia).

¿Cómo se pueden tratar los trastornos menstruales?

Para tratar los trastornos menstruales, es importante llevar un pequeño cuaderno para anotar los síntomas: así será más fácil para tu médico de cabecera o ginecólogo identificar tu problema. A continuación, puede remitirte a otras pruebas, como un examen ginecológico completo de la cavidad uterina o análisis de sangre y hormonas. Esto ayudará a identificar el trastorno o la enfermedad menstrual que se padece para tratarla eficazmente.



También te puede gustar :