Flujo vaginal: ¿qué son las secreciones de la vagina?

El flujo vaginal, o leucorrea, es un fenómeno natural a lo largo del ciclo menstrual. Es una secreción natural que mantiene el equilibrio de la flora en la vagina. Sin embargo, el aspecto del flujo vaginal puede ser diferente, así que ¿cómo sabemos si nuestro flujo es anormal, demasiado espeso, maloliente, etc.?



¿Qué es el flujo vaginal?

Debido a la acción hormonal de los estrógenos desde la primera menstruación y la pubertad, las mujeres segregan un moco cervical blanquecino o transparente. Este flujo vaginal sale del cuello del útero y protege contra las infecciones gracias a las bacterias buenas que contiene. El flujo blanco asegura que la flora vaginal está bien equilibrada. El aspecto de esta leucorrea puede variar según varios criterios:

  • La fase del ciclo menstrual
  • Variaciones hormonales
  • Anticonceptivos, especialmente los hormonales
  • Durante el embarazo
  • Infección, hongo o enfermedad

Normalmente, la leucorrea tiene la consistencia y elaspecto de una clara dehuevo, sin un olor molesto. Si aparecen síntomas más molestos, no dudes en consultar a tu ginecólogo o profesional de la salud: un flujo vaginal anormal debe alertarte.

¿Cuáles son los diferentes tipos de flujo vaginal?

El flujo vaginal debe ser claro o blanquecino y no maloliente. Sin embargo, su consistencia cambia naturalmente con las variaciones del ciclo menstrual y sigue el siguiente patrón:

  • Flujo espeso y pegajoso después de la menstruación
  • Flujo más claro y fibroso en la mitad del ciclo, en la ovulación
  • Flujo blanquecino al final del ciclo, justo antes de la menstruación

Pero a veces la leucorrea es anormal y el flujo huele, así que veamos las diferentes formas en que puede aparecer.

Descarga blanca

Cuando las secreciones vaginales son blancas, más opacas y espesas, parecidas a la leche cuajada o al yogur seco, puede ser un signo de candidiasis genital. Los hongos vaginales también pueden ir acompañados de una sensación de picor o dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia). El hongo que la provoca, Candida Albicans, está en exceso y la flora vaginal natural está desequilibrada. Hay varias causas posibles de los hongos vaginales, como el embarazo, los antibióticos, las relaciones sexuales, la irritación de la piel, los cambios hormonales, la diabetes, etc.

Secreción amarilla o verdosa

En ocasiones, el flujo vaginal puede adquirir un color diferente. Cuando es cremosa o amarilla, puede indicar simplemente una oxidación en contacto con el aire. Normalmente no hay motivo de preocupación si no hay otros síntomas.
Sin embargo, si la leucorrea se vuelve verde, puede ser un signo de una infección de transmisión sexual, como la vaginitis por tricomonas. La leucorrea es entonces anormalmente abundante, de color verdoso, espumosa y acompañada de un olor desagradable. El parásito que causa esta infección se transmite tras mantener relaciones sexuales sin protección y requiere tratamiento con antibióticos.

Descarga marrón

A veces, tras la menstruación, puede aparecer un flujo vaginal marrón o granate en el fondo de las bragas. No hay que preocuparse, se trata simplemente de sangre menstrual que se haoxidado y mezclado con tus secreciones vaginales, haciendo que el color sea más oscuro. Sin embargo, si notas un flujo marrón fuera de este periodo, con un sangrado fuera de la regla, puede ser un signo de una infección de transmisión sexual (clamidia, gonorrea...) o del desarrollo de un cáncer de cuello de útero.

Pérdidas rosas

El flujo rosado es habitual en la época de la regla, cuando el primer sangrado menstrual se mezcla con las secreciones vaginales. También puede producirse si tiene una hemorragia fuera del periodo, que puede ser causada por los anticonceptivos hormonales.
Después de una relación sexual intensa, puede producirse un ligero sangrado como resultado de la irritación de la pared vaginal. Si este sangrado por irritación es recurrente, no dude en consultar a su médico.

¿Qué debo hacer si mi flujo vaginal es maloliente?

Es habitual que el flujo vaginal sea el origen de un olor que puede hacer que te sientas incómoda o avergonzada. Es importante saber que cada mujer tiene su propio olor, y sin que sea vergonzoso, ¡es normal y natural! Nuestros cuerpos no están desinfectados. Sin embargo, si notas un cambio y elolor de tu flujo se vuelve demasiado fuerte o desagradable, y se vuelve más parecido al del pescado, puede que estés sufriendo una vaginosis bacteriana. Esta afección tan común se produce cuando el equilibrio bacteriano vaginal está desequilibrado y provoca un flujo con olor anormal.
Para restablecer una flora vaginal equilibrada, se pueden realizarcambios en las siguientesáreas:

  • Cuida tu vulva y mantén una buena higiene íntima, sin duchas vaginales, utilizando jabones suaves
  • Utiliza ropa interior de algodón, cámbiate regularmente y usa bragas menstruales durante el periodo en lugar de las irritantes compresas desechables
  • Comprueba que toleras el detergente, debe ser lo más natural posible para la ropa que se lleva cerca del cuerpo
  • Llevar una dieta equilibrada, sin demasiados azúcares ni grasas
  • Asegúrate de tener un sexo suave y sin irritaciones
  • Limitar el uso de lubricantes, especialmente los perfumados
  • Discute con tu ginecólogo la posibilidad de cambiar de anticonceptivo
  • Compruebe también con su profesional de la salud que no padece una ITS, y si es necesario, trátela con antibióticos


¿El flujo vaginal es sangrante?

Cuando hablamos de flujo vaginal, solemos referirnos al moco cervical que se segrega y fluye por la pared vaginal. No se refiere a los diversos tipos de sangrado vaginal que pueden producirse fuera de la menstruación.

Spotting

El spotting, o pequeñas "manchas" de sangre que pueden llegar al fondo de las bragas, es un sangrado no menstrual muy ligero. Suele ser benigno y puede ser de color marrón si la sangre se ha oxidado durante algún tiempo en la cavidad vaginal antes de drenar. Las causas de las manchas pueden ser las siguientes:

  • Nuevos anticonceptivos hormonales, como la píldora
  • Una infección de transmisión sexual
  • Embarazo
  • Hemorragia ovulatoria
  • Premenopausia
  • Pólipos o fibromas uterinos
  • Anomalías cervicales

Lochia

Los loquios son hemorragias posparto, que se producen antes de la vuelta del parto y del retorno de la menstruación. Esta pérdida de sangre vaginal puede durar varias semanas después del parto, mientras se evacuan los tejidos residuales y la mucosa. No debe preocuparse mientras el volumen disminuya gradualmente.

Preguntas frecuentes sobre el flujo vaginal

¿Cómo es el flujo vaginal normal?

El flujo vaginal normal suele tener el color y la consistencia de la clara de huevo. La leucorrea no debe tener un olor fuerte ni ser demasiado espesa: cualquier variación anormal en el color, el olor o el aspecto debe llevarle a consultar a su ginecólogo.

¿Es normal tener flujo vaginal todos los días?

El flujo blanco es completamente normal a lo largo del ciclo menstrual. Es el moco cervical que regula la flora vaginal, cuya composición y aspecto varía ligeramente según la fase menstrual del ciclo.

¿Qué es un flujo anormal?

Una secreción maloliente, espesa, opaca, de color verde o marrón, puede ser un signo de una infección de transmisión sexual o de una afección ginecológica. No dude en consultar a su profesional de la salud.



También te puede gustar :