Alivia las menstruaciones dolorosas con una bolsa de agua caliente casera y seca

Por desgracia, es habitual sufrir durante el periodo. Existen varios métodos para aliviar los periodos dolorosos: baños calientes, medicamentos, deporte, plantas... Hoy te ofrecemos una receta DIY para hacer tu propia bolsa de agua caliente seca casera. Es sencillo y ecológico.

¿Por qué utilizar una bolsa de agua caliente durante la menstruación?

Es posible que hayas oído hablar de la bolsa de agua caliente para el dolor menstrual. Este método de las abuelas es ampliamente conocido y utilizado en el alivio del dolor menstrual. Períodos dolorosos. La bolsa de agua caliente es una técnica ideal para aliviar el dolor menstrual. ¿Cómo se hace?

El calor ayuda a relajar los músculos que tienden a contraerse durante la menstruación. También dilata los vasos sanguíneos, aumentando el flujo de sangre con el calor que difunde. Así, el músculo uterino se relajará y el dolor se aliviará.

¿No tienes una bolsa de agua caliente a mano? Podemos enseñarle a hacer uno.

¿Cómo hacer una bolsa de agua caliente casera y seca?

Es muy sencillo hacer una bolsa de agua caliente seca: sólo necesitarás unos pocos materiales, que puedes encontrar a bajo precio.

A diferencia de las botellas de agua, las botellas de agua caliente seca no contienen ningún líquido. En su lugar, son las semillas dentro de la bolsa de agua caliente las que retendrán el calor y luego lo difundirán. ¡Te explicamos qué necesitas y cómo hacer una bolsa de agua caliente casera!

Materiales necesarios

Antes de empezar a diseñar tu bolsa de agua caliente, aquí tienes una lista de los materiales que necesitarás:

  • Tejido, puedes elegir un tejido de una prenda que ya no uses (es preferible el tejido ecológico). Sólo hay que asegurarse de que es resistente al calor.
  • Semillas: puede elegir semillas de cereza prelavadas, semillas de albaricoque, etc.
  • opcional: lavanda (su aroma a veces ayuda a relajarse)
  • rosca
  • una aguja (o máquina de coser)

Pasos de fabricación

El primer paso es hacer una bolsa de tela, del tamaño que elijas, con hilo y aguja, o directamente en la máquina de coser si tienes una.
Para hacer la bolsa, basta con cortar dos rectángulos del mismo tamaño de la tela y coserlos por el derecho. Antes de llenar la bolsa, déle la vuelta al trabajo.

No cierre completamente la bolsa antes de introducir las semillas y la lavanda en su interior. Una vez llena la bolsa, ciérrela con el hilo.

Sólo hay que calentarla en el microondas o en un radiador (no eléctrico). Ten cuidado de no quemarte: haz algunas pruebas antes para determinar el tiempo de calentamiento de la bolsa de agua caliente.

¿Cómo se utiliza una bolsa de agua caliente casera durante la menstruación?

Utilizar la bolsa de agua caliente es muy sencillo:

  • sólo hay que calentarla
  • luego relájese colocándolo en la parte baja del estómago o en la parte baja de la espalda (dependiendo de la ubicación del dolor).
  • Todo lo que tienes que hacer es relajarte.

Por supuesto, puedes utilizar la bolsa de agua caliente para otras zonas, como los pies, si tienes frío.
Sólo hay que tener cuidado de no quemarse al calentar la bolsa de agua caliente demasiado tiempo.

Piensa en otros consejos naturales para aliviar los períodos dolorosos

Como se ha explicado, el calor es una muy buena solución para aliviar el dolor menstrual. Pero también hay otros métodos naturales para la dismenorrea:

  • Los aceites esenciales para aliviar el dolor son muy eficaces: recomendamos el aceite esencial de estragón, la salvia romana, la lavanda o el aceite esencial de anís.
  • La eficacia de las plantas es conocida y reconocida: se consumen en tisanas e infusiones
  • Si te apetece hacer deporte durante tu periodo: ¡no lo dudes! Aunque se pueda pensar lo contrario, el El deporte tiene muchos beneficios para el dolor menstrual. Las endorfinas que se liberan con el deporte dan una sensación de bienestar y el propio deporte relaja los músculos, mejora la circulación sanguínea y permite que el oxígeno fluya mejor por el cuerpo.

Practicar yoga durante la menstruación también ayuda a aliviar el dolor.

No existe una solución milagrosa para todas las mujeres, pero ciertos métodos como hacer ejercicio, tomar complementos alimenticios, tomar medicamentos o incluso la dieta pueden tener un impacto positivo en el dolor. Tú decides qué método te conviene más.