¿Qué es un tapón mucoso durante el embarazo?

¿Qué es un tapón mucoso durante el embarazo?

¿Qué es un tapón mucoso?

Durante sus ciclos, las mujeres segregan moco, llamado moco cervical, por el tracto genital. El objetivo de este moco es hidratar y facilitar el acceso de los espermatozoides al útero y a las trompas de Falopio, favoreciendo así la fecundación. Si la fecundación no se produce durante el periodo de ovulación, este moco se evacua de forma natural con el periodo menstrual. Pero si se produce la fecundación y el embarazo está en marcha, el moco se coagula en la entrada del cuello uterino, creando un tapón protector en la entrada del útero. Es precisamente esta acumulación de moco cervical lo que se conoce como tapón mucoso. Su finalidad es proteger al feto de posibles infecciones, y para ello se espesa y regenera a lo largo del embarazo. 

Pérdida del tapón mucoso

Al final del embarazo, y sobre todo bajo el efecto de las contracciones fisiológicas del final del embarazo, el cuello del útero se desplaza. Con él, también se desplaza el tapón mucoso, que acabará liberándose y evacuándose en forma de secreción pegajosa. La pérdida del tapón mucoso es indolora y también puede sincronizarse con la apertura del cuello uterino. Su color varía de una mujer a otra, pudiendo ser blanco, blanco grisáceo, rosáceo, beige o marrón. A veces también puede contener pequeños filamentos de sangre, que en realidad son restos de los pequeños vasos sanguíneos que se rompieron al desprenderse el tapón mucoso.

Sin embargo, la pérdida del tapón mucoso no se produce necesariamente al final del embarazo. Puede producirse de golpe o de forma gradual, de modo que la embarazada sno tiene por qué notarlo, ya que se mezcla con las secreciones vaginales. Esta pérdida suele producirse unos días antes del parto l, el mismo día o en el momento del parto l, pero el tapón mucoso también puede ser evacuado durante el tercer trimestre del embarazo, sin anunciar necesariamente el parto l. Aunque no suele ser nada preocupante, es aconsejable consultar a un profesional sanitario. Para evitar cualquier inconveniente, puedes utilizar bragas menstruales.

Para señalar el inicio del parto, la pérdida del tapón mucoso debe ir acompañada de otros signos, como contracciones regulares de intensidad creciente o la rotura de la bolsa. Es importante no confundir la pérdida de agua, que es más o menos abundante y muy líquida, y que requiere un viaje rápido a la maternidad porque el bebé ya no está protegido de las infecciones, con la pérdida del tapón mucoso, que es más pegajoso y de cantidad relativamente pequeña.

 

 

Volver al blog

Los más vendidos

1 desde 8

La información contenida en los artículos del sitio web www-elia-lingerie.com es de carácter general. Aunque ha sido revisada por profesionales de la salud, esta información no está exenta de errores, no constituye un consejo o consulta sanitaria y no pretende ofrecer un diagnóstico ni sugerir un tratamiento. En ningún caso puede utilizarse esta información como sustituto del asesoramiento médico, ni puede reemplazar la consulta con un profesional sanitario. Si tiene alguna duda, consulte a su médico.