¿Qué es la moda lenta?

Qu’est ce que la slow fashion ?

¿Qué es la moda lenta?

Hoy vivimos a mil por hora y consumimos cada vez más. Compramos tanto como tiramos. Siempre queremos más novedades y, a ser posible, a precios más atractivos.

Hoy en día, las marcas de alta costura ya no producen 2, sino 10 colecciones al año, y las grandes marcas sacan una nueva colección cada quince días.

¿Cómo se puede estar a la moda con una industria que produce y se renueva más rápido que nunca? Quizá debamos dar un paso atrás y cuestionar nuestro actual modo de consumo.

Aquí es donde la moda lenta echa raíces. En concreto, es un movimiento que se opone a la moda rápida y a todo el proceso de consumo excesivo e impulsivo.

La moda lenta, literalmente "slow fashion", es sobre todo el deseo de consumir responsablemente prefiriendo la calidad a la cantidad.

Significa comprar una historia y compromisos de una marca. También significa luchar contra el consumo incesante de ropa y accesorios de moda, así como contra los efectos nocivos que lo acompañan. Evidentemente, nos referimos a las condiciones de fabricación precarias e inhumanas de los trabajadores del sector textil y al enorme impacto medioambiental que provoca la fabricación y el transporte de prendas y accesorios producidos cada vez más lejos.

También hay que recordar que la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, que hay 6 millones de toneladas de residuos de ropa cada año en la Unión Europea, y que ¾ de nuestra ropa no se usa. La moda lenta también se opone a la uniformidad de estilo provocada por la globalización.

En resumen, la moda lenta es una forma de pensar o repensar la sociedad para consumir de forma diferente, con menos frecuencia y, sobre todo, para consumir mejor.

¿Cómo encajan tus bragas menstruales Elia en un enfoque de moda lenta?

En primer lugar, el fabricación de bragas Elia. Tenemos un fabricación garantizada de origen francés. Esto significa que toda la fabricación de nuestras bragas se realiza en Francia. Nuestras bragas menstruales se tejen, cortan y montan en Francia. Incluso reutilizamos los restos de nuestras bragas para fabricar otras nuevas.

Nuestras bragas menstruales están fabricadas con algodón orgánico y fibras de eucalipto para limitar al máximo nuestro impacto en el medio ambiente.

Producimos nuestra bonita lencería menstrual bajo demanda para limitar la sobreproducción y nuestro impacto en la naturaleza.

Por fin, tus bragas de menstruación Elia pueden utilizarse durante años. Una vez lavados, quedan como nuevos. Una ventaja para el medio ambiente y para su cartera. Efectivamente, ofrecemos bragas menstruales al precio justo.

¿Cómo ir a la moda lenta?

Ir a la moda lenta significa hacerse las preguntas adecuadas antes de comprar: ¿dónde se ha producido esta prenda, de qué materiales está hecha, la necesito realmente? O antes de tirarlo: ¿podría alguien más beneficiarse de él, podría utilizarlo para otra cosa?

La moda lenta significa también encontrar marcas que correspondan a sus valores y que se comprometan con una lógica menos consumista y más transparente, poniendo el saber hacer, la calidad, el impacto medioambiental y las condiciones de trabajo en el centro de sus preocupaciones. Esto suele suponer un coste adicional, pero comprar ropa de calidad también permite conservarla durante más tiempo y, por tanto, consumir menos.

Parece que hoy en día está surgiendo otra opción: el alquiler de ropa. Ya sea para un gran evento, una pequeña fiesta o unas vacaciones, es posible alquilar ropa por unos días. Así se evita comprar una prenda o un accesorio para usarlo una sola vez y luego tirarlo.

También es posible vender la ropa que ya no usas y, por tanto, comprar de segunda mano. Ya sea en Vinted, en un mercadillo o en una tienda vintage, comprar ropa de segunda mano es una forma estupenda de encontrar algo que te quede bien sin tener que fabricar una prenda nueva.

Por supuesto, es posible donar, intercambiar o reciclar para darle otro uso, el objetivo es mantener en tu armario sólo la ropa y los accesorios que estás seguro de volver a poner y que han sido producidos de acuerdo con tus valores.

Por supuesto, esto lleva tiempo y no se puede hacer de la noche a la mañana. Hay que ser indulgente con uno mismo, ser consciente del impacto de la moda rápida queriendo cambiar los hábitos de compra ya es un gran paso adelante que lleva a esforzarse más y más en el día a día.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.