¿Qué es la inseguridad menstrual?

La inseguridad menstrual ha sido una de nuestras preocupaciones desde el lanzamiento de Elia. Esta cuestión social y de salud pública aparece cada vez más en los debates y especialmente en las redes sociales. Muchos de ustedes nos han preguntado de qué se trata.

¿Qué es la inseguridad menstrual?

La inseguridad menstrual es la dificultad de las mujeres para acceder a la protección sanitaria por falta de medios. Las soluciones de emergencia parecen ser las únicas que se pueden contemplar para paliar esta precaria situación: papel higiénico recogido en lugares públicos o periódicos viejos como toallas sanitarias, copas menstruales hechas con el cuello de una botella de plástico, etc. Estas soluciones suponen un riesgo real para la salud de estas mujeres, tanto físico (irritación, picor, infecciones graves) como psicológico (pérdida de confianza en sí mismas, dificultad para reintegrarse, aislamiento social, tabú de la menstruación).

¿Cuántas mujeres en Francia se encuentran en situación de inseguridad menstrual?

En Francia, 1,7 millones de mujeres se encuentran en esta situación. En la mayoría de los casos, se trata de mujeres trabajadoras pobres, estudiantes, mujeres en prisión o mujeres sin hogar que tienen que prescindir de la protección periódica porque no pueden pagarla.
El20% de las mujeres francesas ya se han visto afectadas directa o indirectamente por la inseguridad menstrual.

¿Qué causa la precariedad menstrual?

La inseguridad menstrual puede tener muchas causas. Es contra esto que debemos actuar.

El coste de la protección menstrual

Elegir cada mes entre comer o comprar un paquete de compresas, o sobrepasar el tiempo máximo recomendado de uso de un tampón cada día para ahorrar lo máximo posible: este es el día a día de millones de mujeres en situación precaria con respecto a su flujo menstrual.

El coste de la protección sanitaria es un verdadero freno a la realidad económica de sus carteras. En Elia, y para que nuestra comunidad sea consciente de los gastos menstruales que se producen cada mes desde la primera regla, hemos inventado la primera calculadora de ahorro al comprar una braga menstrual.

Pero, si a medio o largo plazo, es un ahorro innegable, algunas mujeres en situación de precariedad menstrual no pueden ni siquiera pagar treinta euros por un par de bragas menstruales, sin mencionar el acceso, a veces complicado, a un punto de agua o a una lavadora para mantenerlas. Por eso te animamos a que dones tus compresas desechables viejas a asociaciones que las distribuirán a mujeres necesitadas.

El tabú de la menstruación y la falta de información

Todavía existe una omerta, un silencio en torno a la menstruación, el ciclo femenino, la normalización del dolor y las patologías menstruales que a veces se ignoran (como la endometriosis). Las mentalidades están cambiando, pero aún queda mucho camino por recorrer para liberarnos del tabú de la menstruación.
Así que tenemos que hablar de ello, tenemos que informarnos y educar a los que nos rodean sobre los temas que preocupan a las mujeres a diario. La falta de información conduce a la inseguridad menstrual, que a su vez es fuente de problemas de salud pública al aumentar el riesgo de infecciones de transmisión sexual y enfermedades ginecológicas como el síndrome de shock tóxico. Afortunadamente, las redes sociales, las marcas comprometidas como Elia y las asociaciones motivadas están ayudando a dar un paso más a estas mujeres cada día.

¿Qué acciones se están llevando a cabo en Francia para combatir la inseguridad menstrual?

Aunque es necesario hablar y actuar a favor de la precariedad menstrual, en Francia ya se han puesto en marcha acciones para luchar contra esta desigualdad. Veamos cuáles son estos pasos.

Las acciones de la asociación Règles Élémentaires

Para luchar contra esta inseguridad menstrual y ayudar a las mujeres que la necesitan, existen algunas soluciones. Una de ellas es la asociación Règles Élémentaires, que organiza recogidas de productos de higiene íntima que luego pone gratuitamente a disposición de las mujeres necesitadas, gracias a una red de colaboradores. Esta asociación también pretende sensibilizar sobre este tema para romper el tabú que aún reina en torno a este fenómeno natural. También apoyamos regularmente sus campañas y eventos.

Protección sanitaria gratuita para las estudiantes

En la misma línea, algunas universidades y asociaciones de estudiantes se comprometen a distribuir gratuitamente compresas a las alumnas, como la Universidad de Lille y la Universidad de Rennes 2. Este último también quiere instalar dispensadores gratuitos de protección sanitaria en los aseos de las mujeres, una idea que también se ha puesto en práctica en la Sorbona y que se está generalizando en varias escuelas. Existen otras alternativas para las estudiantes: la Mutuelle des Etudiants reembolsa entre 20 y 25 euros al año por la compra de protección sanitaria de sus afiliadas. Todo ello para combatir la inseguridad menstrual, que puede producirse a una edad muy temprana entre las niñas que menstrúan: cada año, las numerosas ausencias relacionadas con la menstruación en la escuela pueden acabar provocando el abandono escolar.


5 millones de euros de presupuesto desplegados por el Estado en 2021

Por parte del gobierno, parece que también se está avanzando con la puesta en marcha de un experimento en varios lugares colectivos para combatir la inseguridad menstrual. Este proyecto, con un presupuesto inicial de un millón de euros ampliado a 5 millones, tiene como objetivo distribuir protección sanitaria gratuita a las mujeres que no pueden permitírsela. También pretende sensibilizar a niñas y niños sobre la menstruación, a partir del sexto grado. Además, los eurodiputados habrían recomendado la creación de una planta de reciclaje de toallas higiénicas, aunque actualmente sólo existe una fábrica dedicada a ello en Europa.

Si este experimento da sus frutos, Francia podría seguir el ejemplo de Escocia, primer país en poner a disposición de sus estudiantes tampones y compresas de forma gratuita. Para continuar...

Preguntas frecuentes sobre la inseguridad menstrual

¿A quiénes afecta la inseguridad menstrual?

Casi 2 millones de mujeres francesas se encuentran actualmente en una situación menstrual precaria: trabajadoras pobres, estudiantes, mujeres en prisión, mujeres sin hogar o mujeres que viven en la extrema pobreza y no pueden permitirse comprar protección sanitaria cada mes.

¿Dónde puedo encontrar protección sanitaria gratuita?

A través de asociaciones especializadas, como Règles Élémentaires. Para las alumnas, algunas escuelas también están introduciendo dispensadores de protección sanitaria gratuitos.

¿Cómo luchar contra la inseguridad menstrual?

Educando a la gente sobre la menstruación y la salud de las mujeres, haciendo donaciones (monetarias o en especie: toallas sanitarias) a asociaciones especializadas.

También te puede gustar :